Here the planet

Ruta por Asturias: El Cabo Peñas

En esta ruta por Asturias, os mostraremos algunos rincones del Cabo Peñas, que podréis conocer más en profundidad. Y si ya lo conoces al menos échale un vistazo y nos das una alegría, que te lo vas a pasar teta piruleta leyendo sobre todos los puntos que hablamos. ¡For sure!

Pues lo que íbamos diciendo, os vamos a contar paso a paso todo el recorrido que hicimos durante un par de semanas que estuvimos allí, cómo disfrutamos de cada rincón, de cómo parecíamos ‘la princesa del pueblo’, saludando en cada esquina, de cómo salimos rodando después de comer una pota de fabes del tamaño de nuestra cabeza, y de las ‘melopeas’ que nos ‘pillamos’ bebiendo sidres. 

¡Unos días de lo más asturianos!

Hace unas semanas decidimos acercarnos a la costa del cantábrico, a los dos nos encanta el norte, estamos in love con Asturias, siempre que tenemos la oportunidad, hacemos una escapada de unos días, (asentamos allí un campamento), para disfrutar de sus paisajes, su naturaleza y sobre todo de su gente.

Esta vez decidimos explorar la zona del Cabo Peñas (Cabu Peñes, Peñas, Peñes..), el cabo más al norte del Principado de Asturias, formado por los conceyus de Carreño y de Gozón.

Estos dos concejos, son una gran tradición marinera, (la vida pirata la vida mejor) y ganadera, como buenos concejos asturianos. 

Sus capitales Candás y Luanco, respectivamente, son muy conocidas por todos los asturianos, como lugares de veraneo, sus fiestas y además por sus famosas marañueles, un dulce muy típico de la zona. 

Cuenta la tradición sobre las marañuelas, que antiguamente cuando los marineros iban a la mar durantes varios días, como el pan se ponía duro, se llevaban como sustituto las marañuelas, cuyos ingredientes son bastante fáciles de conseguir y tienen una consistencia que aguanta por muchos días.  Es decir, para que nos entendamos, para que llevarte arcilla y yeso, pudiendo llevarte el cemento directamente. 

Uno de esos dulces que si van acompañados de un vasito de leche, o dos o tres, te haces un favor.

Pero no nos malinterpretéis, están muy buenas, se pueden utilizar como sustituto al tradicional método de hilo enganchado a una puerta para que se terminen de caer los dientes de leche. ¡Son todo ventajas! 

Estos son los lugares de los que hablaremos en esta breve guía de rincones del Cabo Peñas, durante nuestra ruta por Asturias.

No, no es otra guía corriente, pero para saberlo tienes que seguir leyendo.           ¡Stay tuned! (o, sease, estate atento).

Perlora

Primera parada de la ruta por Asturias.

La senda que une Xivares con Perlora, conocida como senda norte, una ruta de unos 3 km, paralela a las vías del tren de la FEVE, más conocido como tren de alta velocidad, se dice que es capaz de recorrer unos 100 km en aproximadamente 8h, el flash gordon de los trenes lo llaman.

En sus orígenes, por esas vías circulaba la línea que unía Candás con Aboño para el transporte de mineral de hierro, cuenta la leyenda que aún siguen esperando que llegue.

Recorrimos esta ruta por la que atravesamos diversos acantilados y disfrutamos de un paisaje realmente espectacular.

El silencio y la tranquilidad que se respiraban en este lugar, agudizaban nuestros sentidos, hasta el punto que por unos momentos, llegabas a sentir una gran sensación de libertad.

17042020-cici
Cia disfrutando de todos los puntos de la Senda norte - ruta por Asturias

Cuando finalizamos esta ruta, vimos que desembocaba en un gran conjunto de casa escondidas entre maleza y el verdín, dignas de una película de Stephen King.

Testigos de una época pasada, estas casas habían sido lugar de vacaciones para miles de familias españolas. Aquel lugar, parecía detenido en el tiempo, conocido como la Ciudad de Vacaciones de Perlora. 

Nosotros nos imaginábamos a un estilo familia Telerín yendo allí de vacaciones, a Piraña gritando «Chanquete», mientras recorría sus calles.

Nos encantan los lugares abandonados e imaginarnos todas las historias que hay detrás  de ellos, además pudimos encontrar muebles y objetos antiguos, algo que nos divertía aún más. Este lugar en concreto parecía que se había quedado parado en otra época, por lo que nuestras ganas de conocerlo, eran aún mayores. 

Para descubrir más sobre esta fantasmagórica ciudad, decidimos ponernos nuestra mochila de cazafantasmas e ir en busca de los lugareños para que nos dieran más información.

Trás una larga investigación, dimos con Casa Sandalio, un mesón muy conocido en la zona por sus escasas comidas caseras, hablamos de los conocidos menús asturianos. Nos enteramos hace poco, que tristemente decidió cerrar sus puertas definitivamente. 

Dato: para todo aquel que no conozca estos menús, suele constar de tres platos, muy ligeros por lo general. 

Opciones como fabada, pote, cachopo, escalopines, son algunas de las típicas. A estos tres platos le sumamos el postre, el chupito y el café. Lo mejor es cuando terminas queriendo llorar, por lo bueno que está todo y porque probablemente no podrás levantarte de esa silla, nunca más, entonces vienen y te preguntan si te has quedado con hambre, ¿hambre?, ¿pero cómo voy a tener hambre?

Eso sí, aunque se coma en cantidades industriales, en Asturias la comida es espectacular.

Mini consejo planetario: si decides comer en algún restaurante auténtico, en cualquier lugar de Asturias, mejor que vayas con hambre. Es decir, mejor no desayunes ese día, ni cenes la noche anterior. 

17042020-Foto blog perlora
Casa abandonada - Perlora, ciudad de vacaciones - ruta por Asturias

Continuando con nuestra aventura, en Casa Sandalio, recibimos un trato estupendo desde el primer momento, nos invitaron a beber algo mientras nos hablaban sobre la famosa ciudad de vacaciones y nos ayudaban a dar con la persona que nos podría dar más a conocer este lugar. 

Allí conocimos un poco más sobre Perlora, ciudad de vacaciones, pero sería nuestro protagonista, quien nos contaría todos los misterios e historias que alberga este lugar.  ¿Cómo dices?, ¿Que quieres saber más? Descubre más sobre ¡Perlora, una ciudad con mucho misterio!, un lugar digno de Iker Jiménez.

Luanco

Continuamos con nuestra ruta por Asturias. Luanco es la capital del concejo de Gozón, una villa costera de tradición marinera. 

Muy conocida por sus fiestas durante todo el año, algunas relacionadas con la mar, como el Cristo del Socorro, celebrado en febrero, tradicionalmente en memoria de los marineros que no volvían tras estar navegando. 

El Carmen, en julio, dedicado a la patrona de los marineros. 

Otras son por ejemplo el carnaval de verano, esta fiesta está muy relacionada con el asunto de beber lo que a uno le pongan por delante, hasta que el cuerpo aguante, creemos que las otras nombradas anteriormente, también tienen algo de relación con este aspecto…

Luanco es un lugar muy típico para el veraneo para muchos asturianos y gente de otras ciudades de interior,en resumidas cuentas, en invierno es muy 'tranquilin', puedes salir a la calle sin problemas, pero en verano se transforma y la población se triplica o cuadruplica y sus calles se abarrotan.​

17042020-vlcsnap-2020-04-17-11h16m42s174
Luanco visto desde el aire - ruta por Asturias

Son muchos los lugares de encuentro entre los luanquinos, pero vamos a destacar uno en particular, por sus vistas, su tradición en el lugar y sobre todo porque de ahí salieron algunas de las historias que nos hicieron conocer mejor la zona.

Este lugar del que hablamos es el bar El Muelle, un clásico de Luanco. Situado frente al antiguo puerto, lugar de encuentro para muchos pescadores de la zona.

Como buen pueblo, allí todo el mundo se conoce, así que nosotros no íbamos a ser menos y después de un par de veces tomando algo en este bar, ya nos sentíamos un poco parte de la gran familia de Luanco, saludando a todos los lugareños como si fuéramos paisanos de toda la vida de allí.

Es el lugar perfecto para disfrutar de unos culines, una ración de 'parrochinas', un poco de brisa marina y cuando el tiempo asturiano te lo permite, unos rayos de sol o un poco de lluvia en su defecto, más probable esto segundo. ¿Qué más se puede pedir?, hombre por pedir que no quede, pero no podemos quejarnos.

Durante una de nuestras múltiples vueltas por Luanco, dimos con un lugar que llamó nuestra atención. Nuestra curiosidad nos llevó a conocer a Carmen, una persona joven que por circunstancias de la vida decidió apostar por un pueblo donde, pese a tener un número bastante elevado de habitantes, no existen grandes ofertas de ocio.

Carmen nos abrió las puertas de su negocio y nos contó toda la historia que hay detrás. ¿Te gustaría saber de qué se trata este lugar?, ¿a qué se dedica exactamente Carmen?, descubre un poco más sobre «El rincon de Carmen». 

Bañugues

Otro de los puntos de interés de esta ruta por Asturias, fue Bañugues, un pueblo pequeño pero con mucho encanto, que no llega a los mil habitantes.

Conocido como buen pueblo pesquero por su fiesta del oricio (erizo de mar), celebrada cada año en el mes de marzo, en la playa de Bañugues. Muy conocido también por la gente de la zona, por su popular ‘»fiesta de prao», o fiesta de verano para los que no lo conozcan, donde cuentan todos los años con una gran orquesta con artistas de la talla de Kiko Rivera o Los Chunguitos y muchos litros de sidra.

Fue uno de los protagonistas de nuestras historias, quien nos trajo aquí. Gracias a él, una persona con una vida entera dedicada a la mar, pudimos conocer este pueblin. Conocimos además toda clase de especies marinas que se pueden pescar por la zona y posteriormente comerlas, claro.

Una historia al puro estilo Jack Sparrow, marineros y piratas, las duras batallas de la mar. Quieres saber cómo es vivir de la mar, subete a bordo y descubre más sobre «La vida pirata, la vida mejor».

Paco, conocido por todos como Paco minuto

Natural de Bañugues, aunque ya son muchos años los que llevan viviendo en Luanco.

Paco nos contó toda su trayectoria dedicándose a la mar.

Desde pequeño Paco salía a pescar, nos contaba, era tanto lo que le gustaba, que finalmente decidió dedicar su vida a ello.

Pasando por la marina mercante, hasta montar una pescadería. 

Viajando a lugares como Cuba.

Paco, está jubilado, aunque su afición y ganas de navegar no se le han pasado.

Por lo que a día de hoy sigue saliendo a pescar en su pequeño bote siempre que el temporal se lo permite.

_HTP1851

No solo nos contó toda su trayectoria, si no que nos enseñó muchas cosas sobre los diferentes tipos de pescados que se pueden encontrar por la zona.

Una enciclopedia del mundo marino.

Cuando terminó de contarnos todo, fuimos a coger bígaros por las rocas, el broche perfecto para cerrar la historia.

Cruzando al otro lado de las montañas, encontramos una pequeña playa, que nos llamó la atención por toda la historia que esconde detrás, así que hemos decidido dedicarle un apartado entero para hablar un poco más sobre esta peculiar playa, aunque pertenezca al mismo pueblo de Bañugues.

Llumeres

Según vas recorriendo la carretera paralela a la costa, pasado el pueblo de Bañugues, llegas a un apartadero a pie de carretera, que tras una larga cuesta se descubre en una pequeña playa.

Esta playa se encuentra bordeada de unos restos que un día aparecieron de la nada, diversos investigadores han acudido allí desde todas partes del mundo para resolver los misterios de la playa de Llumeres. 

Algunos investigadores suponen que provienen del fondo del mar de una época que no data en los libros de historia, otros en cambio que son restos alienígenas, como si hubiesen bajado con sus platillos volantes y hubiesen dejado los restos de una acampada de un verano digno de un anuncio de Estrella Damm

Al llegar al punto donde comienza la cuesta que baja hasta la playa, das con un cartel lleno de información y con fotos en blanco y negro, estas reflejan como son muchos los años y probablemente siglos que el hombre ha investigado sobre estas ruinas, sin llegar a un punto claro.

Pero era una persona la que firmaba aquel cartel, ella, si ella era la que había descubierto más sobre aquel misterioso lugar de la ruta por Asturias, la Atlántida de la costa cántabra.

Entonces supimos que sería la persona indicada para contarnos más sobre aquellas misteriosas ruinas.

17042020-Foto Llumeres blog
Restos de la Atlántida asturiana - Llumeres - ruta por Asturias

Os daremos una pista sobre lo que nos contó nuestra protagonista, no tiene nada que ver con lo que os acabamos de contar, la verdad que toda esta historia ha sido un poco producto de nuestra imaginación, aquellas ruinas tienen una perfecta explicación que data del siglo XIX.

Pero para mantener el misterio seguiremos llamándolo «La misteriosa Atlántida asturiana», aquí podréis descubrir la verdadera historia sobre la playa de Llumeres. 

Os aseguramos que merece la pena descubrir más sobre este lugar, no es una simple historia de libro, son muchas anécdotas, emociones y autenticidad guardados en un mismo lugar.

Cabo Peñas

Llegamos al punto clave de la zona, el Cabo Peñas, el punto más septentrional de Asturias, declarado espacio natural protegido y conocido por miles de personas que cada día acuden en excursiones organizadas, para conocer este punto tan turístico, pero que irradia tanta magia.

De frente todo un mar infinito que se abre ante tus ojos, el viento te azota en la cara y de espaldas el faro del Cabo Peñas.

17042020-_HTP1979
Caminando por el faro - Cabo Peñas - ruta por Asturias

Aquel faro que a día de hoy sigue sirviendo de guía, como lleva haciendo en todos sus años de vida, iluminando todo Peñas, para aquellos marineros que vuelven a casa.​

Aquellas vistas, siendo honestos, daban sentido a nuestra ruta por Asturias, es un lugar muy turístico, donde acuden personas de todos los lugares, de esas que siguen al guía del paraguas, mientras les va haciendo indicaciones, a su derecha, a su izquierda… 

A nosotros esas excursiones nos encantan, todo organizado, todo guiado, aglomeraciones de personas en un mismo lugar, nótese la ironía.

Afortunadamente, pudimos visitarlo en una época en la que no hay mucho bullicio de gente, por lo que pudimos disfrutar de las vistas con mucha tranquilidad.

17042020-_HTP1960
Divisando el horizonte en modo bohemio- Cabo Peñas - ruta por Asturias

La zona rocosa del Cabo de Peñas, es la que hace que muchos perceberos vayan a pescar, jugándose en muchas ocasiones la vida, debido a la peligrosidad de este oficio.

Fue Paco, quien nos habló de este trabajo tan poco valorado la mayoría de las veces, pero queríamos la opinión de alguien que viviera de ello. Esto nos llevó a Abraham, quien nos contó cómo había decidido dedicar su vida a la mar al igual que Paco. 

Abraham, nos contó cómo desde muy pequeño ya la venía su afición a la mar.

Nos hablaba de la complicaciones que muchas veces conlleva este oficio, en ocasiones por la alta competencia y la poca cantidad de producto que hay.

Pero a pesar de todo él nos decía, como la mar una vez te engancha no puedes dejarla y lo mucho que disfrutaba cada vez que tenía que salir a pescar percebes.

Sin duda se notaban en sus palabras su gran pasión por ser percebero.

Además para enseñarnos más sobre su oficio, nos llevó en su lancha para que pudiéramos ver el Cabo Peñas desde el mar.

_HTP1809

Manzaneda

No todo es costa en la zona del Cabo Peñas,  continuamos nuestra ruta por Asturias hacia el interior, dando con sitios rodeados de prados verdes, como el caso de Manzaneda.

Manzaneda es un pueblo dentro del concejo de Gozón, apenas a 15 minutos del Cabo Peñas.

Destacar de este pequeño pueblo, el Palacio de Manzaneda, un palacio restaurado en el siglo XX, con una torre de origen medieval.

Una zona perfecta para conocer su famosa ganadería y agricultura, destacando las plantaciones de sus conocidas fabas, ingrediente principal de la gran fabada asturiana.

HTP00681-Editar

Para ello dimos con Casa Bartuelo, un caserío familiar desde hace ya varias generaciones, donde además de tener unos productos de una calidad inmejorable, nos acogieron desde el primer momento de tal manera, que nos hicieron sentir como en casa.

Así que resultó la ocasión perfecta para saber más sobre este negocio que ha marcado tantas generaciones en Asturias y sobre todo el significado de mezclar lo personal y lo laboral con toda tu familia.

Todo ello podéis verlo en el siguiente vídeo, donde nos habla la familia de Casa Bartuelo. ¡Trabajo y familia, unidos en un mismo concepto! 

Otros puntos de interés

La verdad que este viajes nos regaló unos momentos muy buenos, con historias que describen muy bien la vida del Cabo Peñas.

Pero además de sus historias, durante toda la ruta por Asturias, disfrutamos mucho de la zona, visitando pueblos, playas, bares y todo lo que pudimos.

Aquí os damos algunos consejos de sitios para visitar que nos hemos mencionado anteriormente.

Candás, capital del concejo de Carreño, si quieres acercarte al puerto para comer un buen pescado o marisco, este es el sitio idóneo para ello, a la vez que disfrutas de buenas vistas.

En Moniello, encontramos una zona recreativo, con «praos»verdes , frente a un acantilado que se abre al mar cantábrico, perfecto para disfrutar de un picnic al aire libre, para escanciar (o hacer el intento) unas sidres, como hicimos nosotros.

Lo importante es que lo poco que conseguimos que cayera dentro del vaso, lo disfrutamos mucho. 

17042020-Foto Blog
Intento de escanciar sidra - Parque recreativo Moniello - ruta por Asturias

Playas, qué decir de sus playas, como confluyen esos dos paisajes, mar y montaña en pequeños espacios de arena escondidos entre acantilados, donde las aguas se pierden en el horizonte. Pudiendo disfrutar de sus puestas de sol, cayendo sobre sus aguas cristalinas.

Para ello podéis ir a la playa de Verdicio, de las pocas playas en esta zona, donde el sol se pone sobre el mar.

Podéis además disfrutarla mientras os tomáis un «refresquito» , ya sabéis, esos «zumitos» de cebada que tanto os gustan, en el chiringuito que está justo en la parte alta de la playa.

La kilométrica e imponente playa de Xagó, que da fin al concejo de Gozón, llegando hasta Avilés. Desde las alturas, pudimos disfrutar de sus vistas a medida que el sol iba cayendo sobre la ladera de la montaña.

Por último nos gustaría hacer mención a un par de sitios más.

Bar Faraguyes, en Gozón, donde Ana, la dueñas, nos ayudó a conocer mejor la zona e ir en búsqueda de historias reseñables.

Bar de pueblo, muy acogedor y perfecto para tomar algo a media tarde, mientras estás conociendo la zona.

Casa Cefero, otros de los bares de la zona, en la aldea de Villanueva, con un merendero inmenso, donde puedes tomar unas sidras al aire libre, como hicimos nosotros.

Sí, sabemos lo que estáis pensando, pero siempre es buena ocasión para tomar una sidra en Asturias y cualquier hora es buena.

Sus paisajes, su gente, su hospitalidad, es lo que hace a Asturias un lugar idóneo para hacer una visita en cualquier época del año.

¡Puxa Asturies!

1 comentario en “Ruta por Asturias: El Cabo Peñas”

  1. Pingback: La ciudad de vacaciones de Perlora, Asturias - Here the planet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =